fbpx

Muchas de las plantas de la familia Araceae son usadas con fines ornamentales desde el siglo XIX. En 1876, fue descubierta por el Francés Eduard André- en Colombia cerca al departamento de Nariño – y se nombró en su honor Anthurium andreanum.

“A nivel mundial, la familia Araceae consta de 3.500 especies agrupadas en 107 géneros. El género Anthurium  es el más representativo, con cerca de 600 a 800 especies distribuidas en zonas tropicales y subtropicales de centro y sur América. Colombia por su parte es considerado el país con mayor diversidad de este grupo en el mundo” según De jardines, la primera y única revista de jardinera colombiana, que también disponemos en Sembramos.

Hay dos grupos en términos paisajistas y de jardinería en las que se pueden catalogar las Araceas, donde el primero corresponde a las especies que se destacan por sus colores y flores, y el segundo por que sus diversas especies se cultivan por su follaje.  En Sembramos tenemos variedad como El Balazo (Montera deliciosa), El Dólar (Aglaonema), Filodendros (Philodendron), Caladios (Caladium) y Anturios (Anthurium) y son ideales para el interior del hogar por ser plantas de sombra.

Cómo cuidarlas

Lo ideal es tenerlas en temperaturas entre los 18 y 29 grados centígrados, o, al menos, en una temperatura mínima de 15 y una máxima de 35 grados. No deben estar expuestas al sol directo, debido a que, pueden quemarse sus hojas. Además la humedad de la tierra debe mantenerse, así que lo ideal, es asperjar cada dos días sus hojas y, regar tres veces por semana en verano porque en épocas de frío no es necesario.

En Sembramos recomendamos siempre intentar conocer tu planta, nunca habrá un manual exacto de cómo cuidarla o cada cuanto regarla. Si te dicen que se debe mantener la humedad de la tierra, procura insertar un dedo en la maceta y dependiendo de qué tan hidratada esté, toma la decisión de verter agua o abstenerte de hacerlo.

Sustratos

El sustrato sirve para el desarrollo de las raíces y anclaje de las Araceae. Estas plantas requieren de uno fértil, que no se fermente,  drené bien, que mantenga la humedad adecuada y aireación, para su debido crecimiento.

Uno de los sustratos recomendados por Sembramos  es Sustra Coco– sustrato de coco-, el cual se debe lavar antes para eliminar el cloro y sodio para que no afecte el crecimiento de la plata. Después de realizar este procedimiento “adicionar 600 gramos de nitrato de calcio y 200 gramos de sulfato de magnesio por cada metro cúbico de cáscara” comenta De jardines.

El sustrato que cumpla con las características que se requieren para el cuidado de esta planta podrá ser usado sin ningún inconveniente.

Si quieres más consejos de cómo cuidar tus plantas te recomendamos estar siempre muy pendientes de nuestro blog.

 

Un comentario de “La Historia de la Araceae y sus Cuidados

Deja una respuesta