DISEÑOS VERSÁTILES Y FUNCIONALES

Armoniza y purifica el ambiente de tus espacios en el interior con estas composiciones artesanales de fácil mantenimiento.

HECHOS CON PROCESOS ARTESANALES

La técnica de fabricación de los kokedamas permite a las plantas crecer en bolas de fibra de corteza de coco y sustrato orgánico, que conservan la aireación de las raíces y la humedad justa en el sustrato.

KOKEDAMAS

La técnica Kokedama es originaria de Japón y es considerada una variante del arte Bonsai. Consiste en establecer el sistema radicular de una planta en un sustrato con forma de esfera, cubriéndolo con musgo o un tejido de fibra natural. Los Kokedamas se hicieron muy conocidos durante el siglo XV en Japón como manifestación artística de los sectores populares, debido al alto costo de las bandejas de barro en las que se mantenían los bonsáis. Una alternativa fue cultivar las plantas en musgo que podían recolectar en los bosques nativos. Con el tiempo la técnica evolucionó transformándose en lo que hoy conocemos: una planta sembrada en una esfera de sustrato con una cubierta de material vegetal. No se conoce la fecha exacta de su introducción a Europa y América, pero su popularidad cada vez es mayor no solo por su atractivo estético, también por los beneficios asociados. Usualmente se aplica la técnica con plantas adaptadas a condiciones de semisombra que comúnmente se cultivan en ambientes interiores. En la mayoría de los casos se acostumbra a tenerlas colgadas de algún soporte o dispuestas en bandejas de barro sobre una base firme. 

En cuanto a los cuidados que se deben tener, estos variarán de acuerdo a la especie. Sin embargo, la técnica Kokedama facilita su mantenimiento de tal forma que cualquier persona puede conservarlas en buenas condiciones. Además en Sembramos preparamos el sustrato pensando en el tipo de planta que elijas adaptándolo a sus requerimientos y lo cubrimos con un tejido que elaboramos a partir de fibra de coco, cuya función es protegerlo y retener la humedad, reduciendo la necesidad de riego a la mitad. 

Se ha demostrado que los Kokedamas mejoran la calidad del aire no solo por el aporte de oxígeno que generan, sino por la absorción de compuestos cancerígenos como el xileno y el benceno que tienden a acumularse en espacios con mala circulación del aire. También se ha demostrado que tienen la capacidad de incrementar la humedad ambiental favoreciendo la salud de la piel. Además, su efecto armonizador ayuda a reducir el estrés favoreciendo la salud mental.

 

CURSO PERSONALIZADO DE KOKEDAMAS

Aprende la técnica y la filosofía que gira entorno a esta tradición ancestral de origen japonés. Podrás poner en práctica la elaboración de un kokedama con tus plantas favoritas.

comprar