fbpx

Cuidados de las plantas carnívoras

Las Plantas Carnívoras son un grupo diferente dentro del Reino Vegetal. Sus formas extrañas, su alimentación a base de insectos y sus estrategias para capturarlos son sencillamente fascinantes.
Siempre han despertado la curiosidad de todos los aficionado a las plantas y se puede decir que tienen un cierto “morbo”. A los niños, por ejemplo, les encantan.
Los relatos y fantasías de tiempos pasados las describía como seres terribles, léase “El árbol come-hombres de Mindanao” o la famosa película “La pequeña tienda de los horrores” (1960).
En realidad, sólo comen insectos, y como mucho, ranitas, pececillos, gusanos, crías de roedores, pequeños escorpiones, aves y reptiles, pero muy raramente. Por esta razón, dejó de llamárseles “plantas insectívoras” y pasó a denominarse “plantas carnívoras”, ya que en su dieta pueden entrar otros animales además de insectos.
La mayoría viven en terrenos pantanosos, turberas, con tierra ácida… suelos todos muy pobres en Nitrógeno disponible para las raíces, de ahí que desarrollaran métodos para atrapar animales y completar así sus necesidades nutritivas.

Géneros y especies

Existen unas 600 especies de plantas carnívoras en todo el Mundo repartidas en 14 géneros botánicos.

Tipos de trampas en plantas carnívoras

Cepos Dionaea muscipula

Es el caso de la carnívora más conocida de todas, la Venus Atrapamoscas (Dionaea muscipula). El insecto o animal pequeño es atraído por un néctar dulce, se posa en la hoja y cuando roza dos cerdas, se cierra automáticamente. Las espinas de los bordes impiden el escape. La presa dentro se mueve, y eso estimula la secreción de jugos digestivos para su desintegración, que dura varios días.

trampa planta carnívora

Pelos pegajosos -> Drosera, Byblis, Drosophyllum

La Drosera posee hojas en rosetas pegadas al suelo que segregan un fluido viscoso con aroma parecido al de la miel. Cuando un insecto se posa en la hoja, queda atrapado en los pelos pegajosos. Después los tentáculos de la Drosera se curvan hacia adentro hasta que se cierran. Puede tardar desde un minuto a varias horas en cerrar. Luego, pasan entre 7 y 14 días hasta que los tentáculos de la Drosera se abren completamente.
La planta reconoce si le sirve el alimento o no, ya que si, por ejemplo, colocas un grano de arena, sus hojas no se cierran.

drosera

 

Cucuruchos -> Sarracenia, Darlingtonia, Heliamphora

Tienen un receptáculo donde caen los insectos y al querer salir, no pueden debido unos pelos invertidos (Sarracenia) o porque chocan contra manchas traslúcidas que piensan que son salidas (Darlingtonia californica), con lo que caen agotados al fondo de la trampa y se ahogan en el liquido digestivo.

planta carnívora

 

Urnas con tapa -> Nepenthes, Cephalotus

Buscando el néctar, las presas resbalan por las paredes hasta el fondo lleno de caldo viscoso; se ahogan y las enzimas y bacterias las disuelven.

nepenthes

Vejigas de succión -> Utricularias

Las vejigas se encuentran bajo agua; tienen hasta 5 mm de diámetro y están provistas de una abertura protegida por pelos. Cuando un animal pequeño, como un insecto acuático o un pez diminuto, toca las cerdas, la vejiga se dilata y chupa al animal.

Utricularias

 

Cuidados de las Plantas Carnívoras

  • Luz

Las Plantas Carnívoras necesitan bastante luz. Las trampas ofrecerán colores más vivos con más luz. Por ejemplo, en Dionaea son más rojas.
Les conviene al menos 5 horas de rayos del sol directo a las siguientes especies: Dionaea, Sarracenia, Heliamphora, Pinguicula, Cephalotus y Darlingtonia. Eso sí, el sol de la mañana, entre las 8 AM y las 12 PM, cuando no es tan fuerte.
Nepenthes y Drosera no quieren sol directo porque se pueden quemar las trampas. Por tanto, una luz difuminada con filtros tipo laminas onduladas de PVC, placas de policarbonato (es un tipo de plástico), cristales… será lo mejor.
Es preferible la luz solar natural a la artificial, pero ésta última también se utiliza, por ejemplo, en terrarios.

  • Temperatura

Los requerimientos de temperatura varían de unas especies a otras, dependiendo de si es de origen tropical o no.
Dionea y Sarracenia necesitan pasar unos meses hibernando, con temperatura fría inferiores a +5ºC. Si no hibernaran, en la primavera brotarían débilmente y terminarían muriendo. Lo necesitan para recuperar fuerzas.
La hibernación se puede hacer al aire libre o metiendo la planta en el frigorífico. Lo habitual es meter Dionaeas y Sarracenias en el frigorífico, donde tendrán una temperatura alrededor de +3 o +4ºC. Dos semanas antes de meterla, pulveriza con fungicida adecuado y riega muy poco. Pasadas las dos semanas comprueba que no tenga demasiada agua tanteando el peso, y pulveriza otra vez con el fungicida para los hongos. Por último, se mete en una bolsa de plástico hermética y se pone en la parte mas baja del refrigerador.
Semanalmente revisa que no se congele el sustrato, ya que tiende a ello, y que no se formen hongos. De vez en cuando se debe abrir la bolsa para que se ventile la planta hasta que llegue la primavera.
La planta se mantiene hibernando unos 3 ó 4 meses. Sarracenia purpurea necesita 5 meses.
Drosera, Nepenthes, Cephalotus, Heliamphora y algunas Pinguiculas son plantas tropicales que no aguantan el frío y por tanto, nunca deben estar por debajo de +5º C. Tampoco aguantan el calor extremo. Hay Pinguiculas y Droseras de clima templado que soporta las heladas.
Darlingtonia resiste heladas débiles y es perfecta para exterior.
Drosophyllum también sobrevive a las heladas. Es autóctona del Clima Mediterráneo y al sol en el jardín vive estupendamente.

  • Humedad

Dionaea, Sarracenia, Nepethes, Pinguicula, Cephalotus… todas quieren mucha humedad ambiental. La que menos precisa es la ibérica Drosophyllum.
Nepenthes es la que más humedad en el aire precisa, y como le falte, las jarras se secan. Un terrario tipo acuario o un recipiente similar, es un lugar ideal para Nepenthes.
Para aumentar la humedad puedes poner en práctica alguno de los siguientes métodos:
– Pon la maceta dentro de una bandeja o cuenco con 2 ó 3 cm. de agua destilada o de lluvia. Sirve para regarla al chupar por debajo y la humedad será constante. Si no, pon al lado de la planta un barreño con agua.

– A Nepenthes puedes pulverizarle sus hojas con agua destilada, pero nunca pulverices Droseras, Pinguiculas ni Dionaea.

– Instalar un humidificador en la habitación.

– Terrario. La humedad ambiental es alta en el terrario. Dionaeas y Nepenthes estarán de maravilla en él y te durarán más.
Un terrario se puede hacer con una pecera o acuario de unos 40cm de largo x 25 cm. de ancho y unos 25 cm. de alto.
Si no tienes terrario, puedes construir un habitáculo de madera y plástico a modo de mini-invernadero. Con un recipiente lleno de agua dentro proporciona una alta humedad.
El terrario o mini-inverandero se coloca cerca de la ventana para que reciba de 2 a 4 horas de sol y se complementa con una lámpara de neón o tubos fluorescentes de las usadas para acuarios colocada encima del terrario.
La renovación del aire es muy importante para evitar que se vicie y sobrecaliente, lo que con toda seguridad llevará a la aparición de hongos. Puedes abrir el terrario por las noches, por ejemplo.

  • Sustrato

Como en su hábitat natural viven en suelos muy pobres en nutrientes, el sustrato de las macetas también debe ser pobre. En una tierra normal para plantas de interior las raíces se quemarían por las sales minerales que contiene.

El esfagno es el mejor sustrato para Plantas Carnívoras. Se trata de un tipo de musgo en semidescomposicion; su pH es ácido, pobre en nutrientes, aireado, esponjoso y con gran capacidad para retener agua. Se emplea solo o mezclado con arena lavada de todo tipo de sales.

  • Riego

Casi todas las Plantas Carnívoras se riegan por el “método de la bandeja” en lugar de echar el agua desde arriba.
Consiste en poner la maceta dentro de un recipiente o plato hondo con 2 ó 3 centímetros de agua destilada o de lluvia para que siempre este húmeda la planta. El esfagno o ‘peat moss’ hace de esponja. Es como imitar a la vida en el pantano. El agua así, además sirve para aumentar la humedad del aire.
Las Sarracenias y Droseras deben tener el sustrato siempre húmedo, excepto durante la hibernación.
A Dionaea, Pinguicula y Cephalotus (también se riegan por el método de la bandeja o platito) les gusta un descanso de agua de vez en cuando. Se les llena el plato los 2 cm y cuando ya no se veas agua en él, no eches más, deja descansar 2 días y tras esos 2 días vuelve a llenar el plato. Esto se puede hacer 1 ó 2 veces al mes.
Nepenthes riégala todos los días si la temperatura es elevada (verano) o cada 2 ó 3 días en épocas menos calurosas.
Drosophyllum vive en lugares secos, pinares, matorrales, roquedos en unos pocos puntos de la Península Ibérica y Norte de Marruecos. No le apliques el método de la bandeja. Riega por arriba una o dos veces por semana. En invierno riega una vez a la semana y después de la floración de primavera mantén el sustrato seco 30 ó 40 días.

  • Alimentación

Importante: nunca abones con fertilizantes tus Plantas Carnívoras, el abono mata a casi todas las especies. Deja que ellas se alimenten a través de los insectos que capturen o ponles presas.
Las mejores son moscas, arañas, hormigas pequeñas, mosquitos y mariposillas.
En el caso de la Dionaea (Venus Atrapamoscas) la boca permanecerá cerrada 1 ó 2 semanas después de la captura. Cuando se abra, retira con una pinza los restos de insecto que queden. Después de 2 ó 3 comidas esa boca morirá. Córtala desde su base para evitar hongos. Con 2 insectos al mes es suficiente.
No se debe jugar a provocar el cierre de las trampas de Dionaea sin insecto dentro, puesto que tienen que hacer un gran esfuerzo energético para el cierre a cambio de nada. Tampoco les des insectos muy grandes porque posiblemente la hoja morirá.

 

 

 

Deja una respuesta